DECLARACIÓN DEL 77º SÍNODO GENERAL DE LA IGLESIA EVANGÉLICA ESPAÑOLA EN FAVOR DE LOS DERECHOS DE LA INFANCIA

DECLARACIÓN DEL 77º SÍNODO GENERAL DE LA IGLESIA EVANGÉLICA ESPAÑOLA EN FAVOR DE LOS DERECHOS DE LA INFANCIA, EN EL 500 ANIVERSARIO DE LA REFORMA PROTESTANTE.

Proteger a la infancia contra la violencia, la explotación y el abuso sexual constituye un componente integral de la protección de su derecho a la supervivencia, el crecimiento y el desarrollo. Sin embargo, se estima que entre 500 y 1.500 millones de niños experimentan la violencia anualmente [1]. Aproximadamente 250.000 niños se ven envueltos en conflictos alrededor del mundo [2]. Son empleados como combatientes, mensajeros, espías, porteros y cocineros, y las niñas particularmente se ven obligadas a realizar servicios sexuales, privándolas de sus derechos y de su infancia. Según las estimaciones, un total de 158 millones de niños, de edades comprendidas entre los 5 y los 14 años, han sido trabajadores desde 2006 [3]. UNICEF calcula que 70 millones de niñas y mujeres de entre 15 y 49 años, de veintisiete países de África, además de Yemen, han sufrido la mutilación o ablación genital femenina [4]. En 2005 la Organización Internacional del Trabajo estimó que de 980.000 a 1.250.000 niños -tanto niños como niñas- se ven situados en un contexto de trabajo forzado como consecuencia de la trata [5]. Aunque las estadísticas con relación al abuso sexual y la explotación son valoraciones generales y deberían tratarse con precaución, se estima que 150 millones de niñas y 73 millones de niños menores de 18 años han mantenido relaciones sexuales forzadas o han sido sometidos a otras formas de violencia y explotación sexuales que implican contacto físico [6].

Todos estos datos confirman que los niños y las niñas son los seres más desvalidos en la sociedad, completamente dependientes de quienes les cuidan y les educan. No se pueden organizar, no pueden votar, no se pueden manifestar, no tienen voz.

Ante esta dramática situación, en obediencia a la palabra bíblica, que nos urge a hacer justicia y amar misericordia (Mi 6: 8); firmes en nuestra fe en Dios, que se ha revelado en plenitud, débil y vulnerable, en la persona de Jesús de Nazaret; inspirados por la Teología de la Cruz, que nos llama a la solidaridad con las víctimas, a denunciar la injusticia siendo la voz de quienes no la tienen, los más vulnerables y débiles, como lo es la infancia, y a promover los derechos y la dignidad de todos y todas; reunidos en Sínodo General de la Iglesia Evangélica Española

Declaramos la necesidad de la defensa integral de los derechos de la infancia y de la denuncia de todo tipo de abuso que sufren los niños y niñas de nuestro mundo.

Nos posicionamos de manera clara y rotunda contra la esclavitud laboral, los abusos sexuales, y el uso de los niños en los conflictos bélicos.

Apelamos a la conciencia de los miembros de nuestras iglesias y a la población en general para ejercitar un consumo responsable que evite la cooperación con formas de comercio que impliquen cualquier tipo de abuso de menores.

Nos manifestamos a favor de la lucha para que todos los niños y niñas del mundo puedan desarrollar sus vidas, su educación y su infancia en paz.

Nos comprometemos, como Iglesia Evangélica Española, en la medida de nuestras posibilidades, a hacer visibles y a apoyar a aquellas organizaciones que luchan a favor de los derechos de la infancia, dando a conocer a nuestras comunidades y a nuestra sociedad aquellas iniciativas que trabajen en este sentido, con información fiel y actualizada.

En Castelldefels, a 14 de octubre de 2017

______

[1]UNODC (Oficina de las Naciones Unidas contra la droga y el delito) 12º Congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Justicia Penal Salvador, Brasil, 12 a 19 de abril de 2010, (Austria: V.10-51187—Marzo de 2010—250), p. 5.
[2] UNICEF Centro de prensa (https://www.unicef.org/spanish/media/media_45451.html) acceso 18 de octubre de 2017.
[3] Diallo, Yacouba, et al., Global Child Labour Developments: Measuring trends from 2004 to 2008, (Organización Internacional del Trabajo, Ginebra, 2010).
[4] UNICEF Progreso para la Infancia: Un balance sobre la Protección de la Niñez Nº 8 septiembre de 2009 (New York: UNICEF, 2009) pp. 12-13.
[5] Hans van de Glind en OIT, Preguntas y respuestas sobre trata infantil (Manual de formación para mandantes de la OIT).
[6] Global Estimates of Health Consequences due to Violence against Children, Documento de antecedentes preparado para el Estudio de las Naciones Unidas sobre la Violencia contra los Niños (Ginebra, Organización Mundial de la Salud, 2006), en base a cálculos de G. Andrews y otros. “Child sexual abuse”, capítulo 23, en M. Ezzati y otros, Comparative Quantification of Health Risks: Global and regional burden of disease attributable to selected major risk factors (Ginebra, Organización Mundial de la Salud, 2004), vol. 2, págs. 1851 a 1940, y en base a los datos de la División de Población del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales para la población menor de 18 años.

Tags: , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies